fbpx

La Tortilla de Patata Casera Más Cremosa del Mundo

AutorPaola Roa
ClasificaciónDificultadPrincipiante

La tortilla de patatas casera es una receta muy fácil de hacer: sólo lleva 4 ingredientes y su preparación es muy sencilla. Sin embargo, no todas las tortillas de patata son iguales. El secreto del sabor está en un par de pasos durante su preparación que definitivamente marcan la diferencia. ¡Te los contamos! 🥔😋

CompartirTweetGuardar
Tortilla de Patata
Tiempo Total1 hr
Ingredientes:
 500 grs Patatas
 5 Huevos
 1 Cebolla (Opcional)
 Sal al gusto
 Aceite para freír
Preparación tortilla de patatas casera:
1

Lava, pela y corta las patatas en pequeños dados gorditos. No tienen que ser cubos perfectos.

2

Ahora pela la cebolla y córtala en rodajas finas. (Si prefieres hacer tu tortilla de patata sin cebolla, puedes omitir este paso.)

3

Coloca un chorrito generoso de aceite en una sartén y lleva a fuego medio. Agrega las cebollas y deja que se cocinen por 30 minutos o hasta que se vean doraditas. Si quieres darle un extra de sabor a tus patatas también puedes agregarle azúcar a la cebolla y así preparar una rica cebolla caramelizada.

4

Es hora de freír las patatas. En una sartén agrega abundante aceite de maíz y espera a que esté caliente. Para saber cuándo si el aceite tiene la temperatura adecuada, echa un ajo, aplastado con el cuchillo pero sin pelar, en el aceite. Cuando el ajo esté moviéndose, es el momento de echar las patatas.

Nota: En esta receta no usamos aceite de oliva, ya que es un aceite de sabor fuerte y no queremos cambiar el sabor de la tortilla. Sin embargo, si prefieres usar aceite de oliva, siéntete libre de hacerlo. ¡Todo va en gustos!

5

Deja que las patatas se cocinen a fuego medio hasta que comiencen a dorarse. Una de las claves para obtener una tortilla de patatas suave y jugosa es dejar que las patatas se hagan bien. Así que ten paciencia y espera a que estén bien hechas. Una vez listas, saca las patatas y escúrrelas para retirar el exceso de aceite.

Nota: Revuelve de vez en cuando las patatas para que se cocinen uniformemente. Evita que se te quemen pues podrían cambiar el sabor final de la tortilla.

6

En un bol o recipiente hondo, coloca las patatas y déjalas reposar por un par de minutos. Agrega las cebollas previamente pochadas o caramelizadas, los huevos y la sal al gusto y mezcla bien. Revuelve con cuidado y machaca de vez en cuando las papas, pero sólo unas cuantas.

7

Deja reposar la mezcla de tortilla por unos 5 minutos para que se integren los ingredientes. Sin duda alguna, con este paso obtendrás un relleno más cremoso.

8

Finalmente, coloca un chorrito de aceite en una sartén antihaderente y llévala a fuego medio-alto. Agrega la mezcla y deja que la tortilla se haga por 3 a 4 minutos por cada lado. Utiliza un plato grande para darle la vuelta. ¡Y listo! Disfruta de la mejor tortilla de patatas que habrás probado.

 

PSST! ¿HICISTE ESTA RECETA? ETIQUETANOS EN INSTAGRAM!

 Nos encanta ver lo que cocinan! Etiquétanos en Instagram en @lacocinalatinaclub o déjanos un comentario.

 

Ingredientes

Ingredientes:
 500 grs Patatas
 5 Huevos
 1 Cebolla (Opcional)
 Sal al gusto
 Aceite para freír

Instrucciones

Preparación tortilla de patatas casera:
1

Lava, pela y corta las patatas en pequeños dados gorditos. No tienen que ser cubos perfectos.

2

Ahora pela la cebolla y córtala en rodajas finas. (Si prefieres hacer tu tortilla de patata sin cebolla, puedes omitir este paso.)

3

Coloca un chorrito generoso de aceite en una sartén y lleva a fuego medio. Agrega las cebollas y deja que se cocinen por 30 minutos o hasta que se vean doraditas. Si quieres darle un extra de sabor a tus patatas también puedes agregarle azúcar a la cebolla y así preparar una rica cebolla caramelizada.

4

Es hora de freír las patatas. En una sartén agrega abundante aceite de maíz y espera a que esté caliente. Para saber cuándo si el aceite tiene la temperatura adecuada, echa un ajo, aplastado con el cuchillo pero sin pelar, en el aceite. Cuando el ajo esté moviéndose, es el momento de echar las patatas.

Nota: En esta receta no usamos aceite de oliva, ya que es un aceite de sabor fuerte y no queremos cambiar el sabor de la tortilla. Sin embargo, si prefieres usar aceite de oliva, siéntete libre de hacerlo. ¡Todo va en gustos!

5

Deja que las patatas se cocinen a fuego medio hasta que comiencen a dorarse. Una de las claves para obtener una tortilla de patatas suave y jugosa es dejar que las patatas se hagan bien. Así que ten paciencia y espera a que estén bien hechas. Una vez listas, saca las patatas y escúrrelas para retirar el exceso de aceite.

Nota: Revuelve de vez en cuando las patatas para que se cocinen uniformemente. Evita que se te quemen pues podrían cambiar el sabor final de la tortilla.

6

En un bol o recipiente hondo, coloca las patatas y déjalas reposar por un par de minutos. Agrega las cebollas previamente pochadas o caramelizadas, los huevos y la sal al gusto y mezcla bien. Revuelve con cuidado y machaca de vez en cuando las papas, pero sólo unas cuantas.

7

Deja reposar la mezcla de tortilla por unos 5 minutos para que se integren los ingredientes. Sin duda alguna, con este paso obtendrás un relleno más cremoso.

8

Finalmente, coloca un chorrito de aceite en una sartén antihaderente y llévala a fuego medio-alto. Agrega la mezcla y deja que la tortilla se haga por 3 a 4 minutos por cada lado. Utiliza un plato grande para darle la vuelta. ¡Y listo! Disfruta de la mejor tortilla de patatas que habrás probado.

La Tortilla de Patata Casera Más Cremosa del Mundo